Primera Comunión

INFANCIA, DIVERSIÓN, MAGIA, SENCILLEZ Y UN SIN FIN DE PALABRAS BONITAS

Llevan casi tres años preparándose para su Comunión y para ellos es un momento muy especial! Ya va quedando menos y esta sesión es la mejor manera de registrarlo. La fotografía tiene el poder de detener el tiempo y guardarlo para siempre.

No nos gusta las ‘típicas fotos de Comunión’, buscamos algo diferente, más especial! Haremos todo lo necesario para que sea un gran recuerdo.

Las hacemos normalmente antes de la Comunión, unas seis semanas antes, para asegurarnos que esté todo listo para el gran día! Muchas mamis también utilizan las fotos para recordatorios, candybar, decorar la fiesta…

Si tu no tienes especial interés en tener las fotos para el mismo día de la comunión podemos hacer la sesión después!

Las sesiones se hacen en exterior, cuidando al máximo los detalles para que tus fotos queden geniales!

No ponemos tiempo a la sesión, estaremos el tiempo necesario para tener unas fotos preciosas! Solo hacemos una comunión por tarde para asegurarnos que reciban toda la atención que se merecen! Por eso nuestras plazas son limitadas.

Me gusta registrar la sencillez y la naturalidad del niño/a, que se sienta libre y a gusto. 

Hacemos fotos con los papis y hermanos si los hay, y si hay alguna mascota ¡también! 

Cada niño es diferente por eso la sesión se adaptará a vuestro estilo, disfruto haciendo cosas nuevas, así que si tenéis alguna idea estaré encantada de hacerla realidad.

Pack Recomendado

490
  • Todas las fotos digitales de la sesión (50 aproximadamente)
  • Álbum 30x30 con 16 páginas y tapas de lino (varios a elegir)
  • Acompaña caja con grabado exterior y foto interior
  • Un pendrive muy chulo

Tenemos varios packs, para más información escríbenos

Dale al play y descubre como es una sesión de Comunión

Reserva tu sesión

¡Gracias por elegirnos!
Cuéntame en este formulario cuando es tu fecha probable de parto, como se va a llamar… todo lo que consideres importante que debo saber.

Soy Jessica Lima, fotógrafa de familias con un trabajo personalizado y diferente, con un estilo sofisticado, donde todo se planea con mucho cuidado y cariño.
Priorizo la calidad frente la cantidad, pienso que es mejor 1 foto perfecta que 100 que no transmitan nada.
Creo en la fotografía como método de expresar emociones, de recordar, y es que recordar es vivir dos veces.
¡Presume de fotos bonitas!

Nuestro espacio de trabajo